Rocki cachorro

Image and video hosting by TinyPic

FRASE

FRASE


Quien no tiene perro quizás no comprenda todo lo que escribo en estas páginas.Están a tiempo de compartir sus vidas con estos maravillosos animales.



MI PERRO

MI PERRO
Otro bloggero
COMIENZA TU DÍA CON UNA SONRISA. VERÁS LO DIVERTIDO QUE ES IR POR AHÍ DESENTONANDO CON TODO EL MUNDO (QUINO, AUTOR DE MAFALDA).





ROCKI

LA AUTORA DEL BLOG DE ROCKI

LA AUTORA DEL BLOG DE ROCKI

PERRITO BLOGERO

DECÁLOGO


LOS 10 MANDAMIENTOS DE UN PERRO. 1.- No te enfades conmigo por mucho tiempo ya que mi vida solo dura más o menos de 10 a 15 años. 2.- Dame cariño y afecto, que lo necesito más que nada. Dame tiempo para averiguar qué quieres de mi. 3.- Tú tienes tu trabajo, tus amigos, te entretienes y yo sólo te tengo a ti. 4.- Háblame, aunque no entienda tus palabras, entiendo el tono de tu voz cuando me hablas. Sé consciente en tu forma de tratarme puesto que nunca la olvidaré. 5.- Antes de golpearme o lastimarme, recuerda que también puedo lastimarte con un mordisco pero no lo hago porque te quiero y nunca te haría daño. 6.- Antes de regañarme por ser perezoso y desobediente, pregúntate si algo me molesta, tal vez no me estás alimentando correctamente, he estado mucho tiempo bajo el sol o mi corazón esta envejeciendo o debilitándose. 7.- No me dejes nunca en la calle: no quiero morir en la perrera municipal ni bajo las ruedas de un coche; cierra tu propiedad con una buena reja y no dejes abierta la puerta (acuérdate que también hay ladrones). 8.- Por favor cuídame cuando envejezca ya que tú también envejecerás algún día. 9.- No me abandones jamás: sé tan leal conmigo como yo lo soy contigo; si algún motivo insuperable te obliga a separarte de mí, prefiero que me des en adopción antes de echarme a la calle. 10.- En mi último viaje no me dejes solo, quédate conmigo y nunca digas que no soportas mirarme. No me dejes enfrentar esto sin ti. Todo es más fácil para mí si tu estás a mi lado porque siempre te amaré.

.


Seguidores

jueves, 2 de junio de 2011

PLAQUETTE


En mi ciudad esta semana se celebra la XXXVII Feria del Libro, decana de Andalucía.

He ido a varias presentaciones pero la que más me ha gustado ( entusiasmado para ser más correcta) es la de Ediciones en Huida, en concreto la plaquette de Lorenzo Ortega al que tuve la suerte de conocer en el Bar cultural 1900.

Su obra: Ante el minotauro, fue magníficamente presentada por su editor y reproduzco la semblanza que figura en su web:

Con un título que desvela sin recato ni pudor el posicionamiento y la actitud del autor, esta obra es un hermoso ejercicio de íntima revelación, "Me enamoré de Teseo, el héroe/ tengo miedo al Minotauro./ Porque todavía soy joven, nómada/ y ermitaño" Subyace la fuerte personalidad del poeta que se despoja de lo superfluo para congraciarse con lo esencial, "Sólo escribo por amor, literalmente/ -soy así de osado y usado-". Sin embargo la verdadera cohesión y solidez del discurso lírico de Ante el minotauro, se halla en la levedad que de manera imperiosa y aglutinante destila. Subordinando cualquier atisbo de duda a la decidida vitalidad de las pasiones, "Dominará a la bestia/ quién le introduzca su mano en la boca/ y le acaricie los surcos del paladar". La pasión como luz y oscuridad. Ambivalencia que soporta la cadencia menos juiciosa, la que experimenta el vértigo de lo inalcanzable y no por ello menos vital, "He alambrado mis órganos/ y de noche los descoso para ser feliz/ sin que nadie me vea/ de qué sirve". Y así el retorno al lugar no nombrado y, sin embargo más sentido, más verdadero, "Ya vuelvo a mirar detras de mis silla/ detras de mi cuello al sentir/ que he cruzado otra vez/ el umbral prohibido".
Desde el concepto ancestral del mito, Teseo y Minotauro conviven en el poeta. Dos realidades que se superponen una a la otra sin preponderancia definida. Un hondo atavismo se hace carne de gozo y sufrimiento, "Asas de barro para agarrar tu espina dorsal/ puntas de flecha para grabar mi signo en tus/ rodillas". En el proceso de identificación entre símbolo y existencia, Ariadna "Tantos hilos de Ariadna/ como trayectorias posibles/ para salir de aquí" y los siete sacrificios "Me vence la curiosidad/ abro la puerta prohibida:/ siete amantes de sangre/ me esperan", son imágenes que favorecen y consolidan la construcción de un mitema dentro de la propia obra como núcleo central del amor. En la misma orientación que señalara Vicente Aleixandre en su bellísima obra, "La destrucción o el amor", Lorenzo Ortega nos ofrece la savia destructora y floreciente de un mismo afán emocional: asir el amor como inexpugnable fortaleza frente a la muerte.

A Rocki le gustaría conocer a Lorenzo.

No hay comentarios:

 
ir arriba